Evaluación de los puestos de trabajo basados en criterios humanistas

Evaluación de los puestos de trabajo basados en criterios humanistas

Técnicas de evaluación de los puestos de trabajo basados en criterios humanistas

Las técnicas de evaluación son procedimientos ejecutados por las empresas para medir desempeños individuales de los empleados, en los mismo se procura emplear criterios objetivos, valorando los resultados de la persona en el puesto de trabajo desde el punto de vista de algún índice mensurable asociado con este, calculado mayormente por un determinado periodo de tiempo. En muchas organizaciones o en su gran mayoría se deja a un lado los criterios humanos puesto que muchos directivos lo ven como un tema álgido o muy complejo o simplemente lo ignoran. Por ejemplo, podríamos citar algunos criterios de evaluación tales como: cantidad producida, cantidad de desperdicios evitable o número de piezas montadas; enfocándose solo en la cantidad y no en la calidad o sentido de pertenencia de las labores realizadas.

Ver: Trabajar en empresas transnacionales

Para algunas organizaciones resulta más fácil combinar valores cualitativos, de fidelidad y armonía para lograr los objetivos propuestos. La premisa es que todo el personal sea capaz de obtener resultados excelentes este proceso suele componerse negociando en principio con valores humanistas entre superior y subordinado en las que se acuerden los objetivos que se han de alcanzar de forma participativa y así obtener los resultados esperados (ganar-ganar) estos objetivos suelen ser de 2 tipos:

Objetivos operacionales (hacer una mayor cantidad de la misma cosa, mejorar las destrezas o habilidad para ejecutar las labores).

Objetivos de desarrollo (hacer mejor las cosas, adquirir nuevos conocimientos, sentirse motivados).

La destreza para observar el rendimiento y posterior cumplimiento de la evaluación  del supervisor inmediato hacia el empleado se expondrá al finalizar el periodo propuesto y entre ambos se comentaran las diferencias a las que haya lugar y se pondrán deacuerdo sobre los resultados de este último.

Ver: Trabajo en equipo en las grandes empresas

Una vez hecha esta valoración, comenzara un nuevo periodo de evaluación, con la negociación de otro conjunto de objetivos y resultados medibles mutuamente aceptados. Una vez que una organización haya decidido que enfoque humanista utilizara en la evaluación de los resultados de sus empleados, esta deberá seleccionar el método a utilizar.              

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *